Whatsapp

Categorías

Categorías

por página

Amplio catálogo de guantes para moto

Agarrar bien el manillar y sentir la suavidad de piel en nuestras manos mientras el viento circula entre los dedos es una sensación que solo se vive cuando nos ponemos al frente de nuestra mono y nos lanzamos a quemar rueda.

La experiencia de conducir una moto se amplifica cuando nos sentimos cómodos. Disfrutar del paisaje y sentir el aire atravesando nuestro cuerpo es de las mejores sensaciones que se asocian con la satisfacción y la libertad. Por eso, saber escoger las prendas que nos acompañarán en el viaje y reforzarán estas sensaciones es muy importante.

En este caso, los guantes para moto conforman la guinda de nuestro propio pastel. De hecho, muchos pilotos han afirmado que los guantes son el elemento más delicado de su equipación, porque son los intermediarios entre el motero y su vehículo, de ahí que los guantes supongan una “herramienta de trabajo” importante. Sus características técnicas y cualidades han de estar muy bien desarrolladas para satisfacer al motorista y realizar correctamente su función.

Guantes para cada estación del año

No todos los meses del año hace la misma temperatura y tampoco nos vestimos de la misma forma, ¿cierto? Es por eso que los guantes para moto, al igual que el resto de la equipación motera, también varían.

Existen guantes de moto para invierno, para verano o para entretiempo. Mantener las manos suaves, bien sujetas y flexibles para manejar el manillar del vehículo es un factor importante en la conducción. Evitaremos el desgaste y también reduciremos las posibilidades de sufrir un accidente.

La piel, un material de calidad

Los guantes de piel garantizan una suavidad y confort extremos. Este material se adapta al cuerpo y lo protege no solo de las inclemencias meteorológicas sino también de la abrasión del asfalto o del roce ante cualquier posible caída.

Por regla general cuentan con un buen sistema de ventilación que permiten la transpiración y nos hacen más llevaderas las altas temperaturas. De hecho, algunos modelos de guantes son calefactables, de modo que disponen de circuitos de calentamiento que resisten cualquier temperatura bajo cero sin problema alguno.